3 COSAS QUE NECESITAS ABANDONAR YA!

La mayor parte del tiempo somos la razón de nuestros propios fracasos. Sí, los factores externos contribuyen a que fallamos, pero ellos solos no tienen la culpa de que decidamos fallar.